Un poco decepcionada

Después de tanto dar consejos y tanto hablar de cómo prever recaídas y evitar que sean fuertes, aquí estoy, saliendo de una recaída que no vi venir.

Estoy justo en la etapa de “resaca moral”, haciendo inventario de momentos muy ridículos o muy agresivos o muy locos durante la recaída. Queriendo comerme todo lo que hay en la cocina, queriendo dormir todo el tiempo por efectos de las pastillas.

Queriendo que al menos una que otra cosa maravillosa que creía en la manía se haga realidad en la eutimia. Así estoy en estos días…

Anuncios

La verdad indecible

Se sugiere escuchar antes: Se lo dices tú. Alejandro Sanz.

Qué difícil de explicar ¿es que acaso soy artista?

Qué palabra tan bonita, cómo me gustaría ser artista… suena tan listo….

Pero me parece a ratos que me queda grande, a ratos justa y a ratos ridículamente apretada.
Artista…. Palabra bonita para salir de esta prisión, una buena excusa para ser como soy

Una gran esperanza de que esta sensibilidad, a veces extrema, tenga algún fin y finalidad,

Que todo tenga al fin sentido… Que mi vida tenga sentido.
Y suena bello a ratos, otras veces cursi, absurdo, tozudo…. Ojalá sea yo una artista, ojalá….
…. Y siento que poco a poco pierdo la inocencia, poco a poco descubro quién soy y voy dejando la vengüenza, la tontería, la torpeza

Para descubrir ese Ave Fénix, esa persona bella detrás de tanta pluma, de tanta tinta y tanto escrito….

Detrás de tantas capas que interpongo

para no dañar mi piel sensible a veces al extremo.

Al fin siento que mis cicatrices no me hacen llorar de dolor sino de orgullo,

ya no de lástima, sino de reconocimiento…

Nota de aprecio

Querid@s lector@s,

Muchas gracias por leerme y tener en cuenta mi experiencia a la hora de buscar consejo o compañía en el complicado mundo de ser o acompañar a un bipolar.

Me gusta mucho poder servir a gente con quien me identifico. 

Acabo de salir de otra recaída, con un poco de miedo, porque no me había pasado antes así, pero con fe en que el camino irá apareciendo a medida que yo dé los pasos… 

Esa imagen me reconforta y me da confianza y espero que a otras también…

Gracias por leer…

Mi mente inquieta y acelerada

En estos días sospecho de una posible hipomanía, me he sentido muy feliz, con ganas de hacer cosas y empezar proyectos, con nuevas ideas que suenan geniales.

Es muy agradable y empiezo el día con mucha energía, pero también se me llegaron a ocurrir ideas… “Poco convencionales”… por no decir locas.Cuando me pongo así de tan buen humor, pareciera que el mundo es un lugar maravilloso… también me parece que detrás de tantas cosas buenas hay una conspiración, pero una positiva… 

Como si toda mi vida yo haya estado a prueba y demostrando que soy “buena” y eso finalmente me esté dejando recompensas, que de alguna manera las buenas ideas y apertura de oportunidades estén viniendo a mí porque una “mano invisible” (o un conjunto de personas en esta y otra dimensión) lo pone ahí para mí porque supuestamente lo merezco.

Hoy ya se me han bajado un poco los humos sin tener que subir la medicación, seguiré observándome atenta, hablando con mi marido estas cosas, porque no me puedo dar el lujo de recaer ahora.

Sin embargo, no quiero abandonar las buenas ideas que han llegado a mi mente, que ya no suenan tan grandiosas, pero no son malas y no las quiero desechar.

También quiero aprovechar de ir escribiendo en este estado, para dejar un testimonio para mí misma (y a quien pueda interesar) a ver si empiezo a comprender un poco más estas subidas de ánimo… Para mí lo ideal sería poder sacarle provecho a la inspiración de estas etapas y ejecutar las ideas cuando esté en estado de eutimia, con más capacidad de enfocarme en ejecutar tareas.

Además, tal vez escribir en este estado me ayude a organizar mis pensamientos y desacelerar un poco la mente, entender, comprender y tranquilizar a la mente intranquila y sedienta de grandiosidad.