Cuidando al bebé: A lo hecho, pecho

papa_biberon

Y aquí estoy ¡feliz! Feliz por muchas razones… La primera es ver a mi bebé por fin, totalmente sana. Ya sin las dudas del embarazo, ya sin la preocupación de no saber con certeza que todo iba bien.

Les cuento que mi bebé nació bien, un poco alta de peso por la diabetes gestacional que tuve, pero en perfecto estado de salud.

Les cuento que continúo con mi dosis habitual de Zyprexa de 5mg, que es lo que he tomado por muchos años y lo que estaba tomando durante los últimos meses de este embarazo, tras llegar a tomar hasta 15mg por la corta recaída que sufrí a la mitad del embarazo.

Les cuento que me siento muy estable, creo que quitarme de encima el peso de la incertidumbre me ha hecho mucho bien, y además es posible que el no cargar con toda la carga hormonal de un embarazo me haya sentado bien.

Les cuento que, a pesar de haber estado convencida de que no daría pecho, estoy dando pecho… y aquí quiero extenderme un poco: Después de haber intentado dar pecho a mi primera hija sin tomar la medicación y haber sufrido una crisis maníaca importante por esa decisión, después de haberme perdido el disfrutar -en pleno uso de mis facultades- de los primeros meses de vida de mi primer bebé, había tomado la decisión inalterable -eso pensaba yo- de no dar el pecho a mi segundo bebé.

Sigue leyendo

Anuncios