Yo en el universo

Todo empieza cuando me pongo alegre, voy estando más sociable y centrada, hasta que llega al punto donde soy la persona que quiero ser, mi ideal de persona inteligente, sana y alegre.

Por experiencia pasada, cuando me doy cuenta de este estado ideal, me da un poco de miedo y empiezo a estar más alerta a mis propios pensamientos, sensaciones y emociones.
Empiezan a venir recuerdos de la infancia, o del año pasado, o de ayer, o de hace un momento. Yo empiezo a armar un puzzle, ideas que convergen, algunas de ellas cobran sentido.
Esta vez salí de la oficina, al aire y al sol de afuera. Observaba, pero tranquila de saber que mi comportamiento no saltaba a la vista. Sabía que escuchaba: hojas de árboles, conversaciones, aire movido por personas desplazándose. Sentí mi alrededor y me sentí conectada a él.
Esto en mí es una sensación que asusta, tal vez por mis antecedentes. Siempre se habla de que todos estamos conectados, y quien quiere creerlo hace un acto de fe. Yo no necesito fe, yo lo he sentido.
No sé si hay personas que lo sientan todo el tiempo. Yo no. Pero cada cierto tiempo tengo esos momentos de “awareness”, y los disfruto hasta que mis pensamientos se aceleran más de la cuenta y viene la desilusión de necesitar unas pastillas para mantener una vida normal.
Está bien, lo acepto, uso las pastillas. Pero algún día no las necesitaré. 
El otro día fui a ver a una señora especialista en altas capacidades. Me habló un poco de lo que se trata ser una persona “de altas capacidades”. Somos personas que, de acuerdo a la convención, tenemos un coeficiente intelectual igual o mayor a 130. Este punto es un poco arbitrario, pero lo cumplo.
Supuestamente somos personas diferentes al resto. Esto me cuesta creerlo, pero las características que me dio me hacen pensar que sí soy diferente. Personas sensibles, de pensamientos muy activos, curiosas, que a veces se obsesionan con algún tema y dejan de dormir por ello.
La verdad es que en un par de momentos sentí desconfianza. La siento ahora: ¿y si me está describiendo características que cualquiera tiene para hacerme creer que soy especial y meterme en algún tipo de secta? Esto mejor se lo pregunto a mi marido.
Me gustaría estar descubriendo que soy especial, que cualquier problema de socialización en la infancia se debió a que en realidad era diferente, pero diferente bien. 
Me gustaría que asumir que soy “superdotada”, aunque suene a insulto de primaria, y esto me ayude a entenderme y buscar realización a través de explorar mis intereses.
No es que no haya buscado realización antes, pero esto me puede dar una nueva perspectiva y ayudarme a conocer mejor las dificultades que podemos tener las personas como yo.
Por ejemplo, la búsqueda de la perfección. Yo no me había dado cuenta, pero soy más perfeccionista de lo que pensaba. Aunque no se note el perfeccionismo desde afuera, a veces por dentro soy poco tolerante a mis propios errores.
En fin, estoy convencida de que voy a utilizar mi mente y mis pensamientos a mi favor, en lugar de enfrascarme en miedos y emociones negativas.
Continúo hablando de mi conexión con el mundo: me siento parte de la naturaleza, del universo, de la humanidad. Y siento que me muevo como un pez en un cardumen. Y siento que somos todos y todo parte de un ser vivo, de algo más grande. 
Y suena trillado, y es normal que suene trillado, porque no soy yo la única que ha sentido y escrito sobre esto.
¿Cuál es mi problema? Uno de mis problemas es la paranoia. Sentir esta certeza de ser parte de algo grande (me gusta llamarlo Dios), me asusta. Además me asusta despertar del awareness y que me digan que todo lo que siento es mentira, que yo me diga que es mentira.
La vida es verdad. Está demostrado para mí. Mi vientre me lo recuerda, porque ha dado vida. Es maravilloso, y no porque lo vivamos todos deja de ser especial.
¿Por qué lloro escribiendo esto? ¿Por qué me emociona tanto? No lo sé.

(Si te ha gustado o te identificas de alguna manera, comparte)

Un comentario en “Yo en el universo

  1. Muy emotivo. Siempre que puedo te leo. mi esposa es bipolar grado 1, y he buscado información por cielo y tierra, cosas que los médicos no saben, o no dicen, o cosas que nadie recoge ni comparte, o que nadie sabe. Preguntas para sobrevivir, y seguir viviendo. Este blog me gusta. Gracias por compartir algo tan personal

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s