Olanzapina en el Embarazo: ni tan buena ni tan mala, la que es molesta y me salva a la vez

Estaba yo muy inspirada escribiendo una entrada sobre la Olanzapina en el embarazo hoy más temprano. Es la medicina que estoy utilizando puntualmente ahora, cuando siento que puede venir en camino una descompensación y necesito frenarla a tiempo.

Antecendentes: estoy embarazada por segunda vez, con la medicación suspendida y tomando Zyprexa (Olanzapina) puntualmente cuando siento que la necesito. Estoy siguiendo las pautas que seguí en mi primer embarazo hace unos años, en el que todo salió finalmente bien: di a luz a un hijo perfectamente sano y normal… el postparto estuvo duro, pero el embarazo fue todo un éxito.

Empecé ese artículo a raíz de un estudio que encontré en Internet donde, a pesar de que ni con la Olanzapina ni con ningún otro antipsicótico se podía concluir nada, parecía que la Olanzapina era una muy buena opción para ayudarse en el embarazo… para mí la mejor, porque no se había encontrado un incremento en la teratogenia en los casos observados.

Estaba bastante contenta con lo que había conseguido, parecía una buena confirmación de que iba por buen camino, pero había un detalle: el estudio era del año 2009, así que quise buscar un poco más en internet.

Es curioso, con la cantidad de veces que he buscado sobre el tema, a veces pasa el tiempo y sigo encontrando los mismos artículos, siempre insuficientes para mí, siempre inciertos. Y de repente, un buen día se confabula la indexación de Google con la combinación exacta de palabras que me viene a la mente para hacer la búsqueda, y ¡Eureka! aparece algo nuevo, algo que da una nueva luz, información diferente… ¡qué importa si es de 2009 si dice cosas que me reconfortan!

Pues bien, volví a investigar antes de publicar lo que había escrito. Esta vez busqué: “comparación antipsicóticos durante el embarazo. Ya no me gustó tanto lo que encontré. Ya sabía yo que desde mi primer embarazo para acá han agregado en las indicaciones del prospecto de Zyprexa que puede causar Síntomas Extrapiramidales.

El prospecto ahora dice: “En muy raras ocasiones los bebés de madres que han tomado ZYPREXA en la última etapa del embarazo (tercer trimestre) podrían presentar temblor, somnolencia o letargo”.

Eso por un lado, pero no me preocupaba demasiado, porque he logrado reducir al máximo mis tomas de este fármaco en mis dos embarazos, mi primer hijo salió perfectamente bien y todos los exámenes y ecografías que me han hecho hasta ahora en este embarazo también indican que todo va bien.

Lo que sí me preocupó fue leer que puede haber efectos secundarios y peligro para el feto vinculados a los efectos de la medicación sobre la salud de la madre. Estadísticamente, los bebés de madres que toman antipsicóticos en el embarazo suelen ser más grandes, lo que puede complicar un poco el parto, además, hay un mayor riesgo de diabetes gestacional.

Me preocupó porque no soy la misma de hace 5 años, empecé este embarazo con unos cuantos kilos más que el pasado, cada vez que tomo Zyprexa es como si mi cuerpo estuviera 100 veces más sensible a sus efectos secundarios: me hincho el triple de lo que haría normalmente, aumento de peso, me da muchísima hambre. Noto mucho la diferencia cuando vuelvo a dejar la medicación, se me deshinchan un poco los tobillos y empiezo a poder controlar la calidad de lo que como. De hecho, paso un par de semanas sin aumentar de peso, probablemente porque, a la vez que ocurre el aumento normal del embarazo, voy perdiendo peso en líquido.

Pero no más quejas ni preocupaciones por hoy, aprovecho que hace poco he dejado de tomar la Olanzapina y me pongo seria con la alimentación. Y me pongo seria también con estar lo más estable posible, he empezado a meditar y me parece que podría ayudarme mucho a mantenerme en estos meses.

 

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Olanzapina en el Embarazo: ni tan buena ni tan mala, la que es molesta y me salva a la vez

  1. Hola, quería saber si has probado ilimit, que es aripiprazol, a algunas personas les ayuda con el peso. Lo que si aprendí ed que los antisocoticos hacen subir de peso. Ahora estamos probando con valcote er, igual llevamos un mes y uan no salimos de la etapa depresiva de la crisis. Sigue adelante y disfruta de tus hijos y rsposo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s