Mi Trastorno Bipolar y Yo

Voy a decir un poco más de mí y mi bipolaridad: Las veces que he tenido crisis bipolares han sido maníacas, psicosis de las que me gustaría escribir aquí próximamente. Soy una bipolar bastante “buena”, después de uno que otro traspiés por falta de experiencia y haber dejado la medicación porque me sentía bien y para evitar los molestos efectos adversos, he aprendido a portarme bien y reconocer que tengo una enfermedad, que el único control que tengo sobre ella es tomar las medicinas y hacer caso al psiquiatra. Puedo hacer otras cosas para ayudarme, pero nada sustituye a la medicación.

No conozco a otros bipolares (que yo sepa), sólo tengo la referencia de lo que leo por ahí, y no me identifico con muchas de las cosas que he leído: no abuso ni he abusado de sustancias, nunca tuve una conducta problemática en el colegio, más bien siempre tenía buena conducta, nunca he sido promiscua… La verdad, nadie hubiera sospechado que iba a ser bipolar, me da curiosidad saber si hay otros bipolares parecidos a mí, si somos muchos así, pero se nos da poca publicidad por no ser tan interesantes y llamativos como otros casos con más sexo, drogas y Rock & Roll en su haber.

No dejo de tener la esperanza, un poco secreta, de que algún día nos “curemos”, de que algún día pueda tener la libertad de sentirme súper creativa y súper alegre y enérgica sin sospechar que algo me está pasando y debo sedarme un poco más para evitar sustos.

Hace años, poco después de haber sido diagnosticada, estuve en psicoterapia como por 3 años. Realmente me ayudó mucho, y tuve mucha suerte de haber caído en manos de una psicólogo con la que congenié bien y pude avanzar.

Esos años me ayudaron a madurar mucho, yo tenía una forma de ver el mundo bastante cuadriculada y no sabía expresar mis emociones, muchas veces ni siquiera las podía reconocer yo misma. No es que ahora no tenga mis conflictos con mis emociones, pero no tiene nada que ver lo que ahora sé de mí misma con lo que era en esa época. Seguramente hubiera madurado de todas formas, pero a veces pienso que probablemente mi relación de pareja actual no hubiera sobrevivido a mi inmadurez emocional de aquel momento, a mi miedo a que me conocieran mucho, a ser vulnerable.

La verdad no tenía “traumas” demasiado grandes, no más que los que pueden ser causados en cualquier familia con padres bienintencionados, hermanos que molestan como todos los hermanos y compañeros de colegio que pueden ser a veces crueles, como suelen ser los niños.

Pero no sé si yo era demasiado sensible, porque la verdad me afectaban mucho las cosas. No entraré en detalles, pero últimamente me ha pasado por la cabeza que tal vez esa sensibilidad eran las primeras manifestaciones del trastorno bipolar. Tal vez no, ni siquiera sé si serviría de algo determinar eso, pero no deja de resultarme interesante.

Igual no creo yo mucho en esto del trastorno bipolar… no me malinterpreten, es real, un brote psicótico no es un invento de las farmacéuticas para vender más, no… es volverte loco, literalmente, y no poder salir de eso sin las medicinas, esas que odiamos y a la vez nos salvan la vida. Es real, pero creo que se llamará trastorno bipolar hasta que hagan más estudios y observaciones, reuniones, congresos, lo que sea que hagan las autoridades médicas cuando intentan ponerse de acuerdo, y un buen día le cambien el nombre o nos dividan en trastornos con diferentes nombres… pero siento que ahora mismo el término “Trastorno Bipolar” es un gran saco, demasiado grande, con un espectro demasiado amplio.

Se sabe muy poco sobre enfermedades mentales, se conocen desde hace siglos, se han estudiado muchísimo, se tienen logros importantísimos, logros que se agradecen inmensamente y que han hecho mucho por muchas personas (aunque me da grima pensar en que me hubiera tocado nacer en época de lobotomías y hospitales como el de la peli “One Flew Over the Cuckoo’s Nest”).

nfpriv
One Flew Over the Cuckoo’s Nest (Alguien voló sobre el nido del cuco)

En mi caso, gracias a los logros de la ciencia ahora tengo una familia y una vida que me gusta, estoy ahora mismo escribiendo esto con coherencia en lugar de estar viviendo en una plaza mientras predico a gritos alguna retahíla de frases de la Biblia, de películas, de lo primero que se me venga a la mente.

Pero aún se sabe muy poco, se tiene medicación que funciona, pero muchas de ellas por casualidad, estaban destinadas a otras dolencias y de pronto descubren que aquieta a los psicóticos.

Es un poco frustrante, y es frustrante tratar de avanzar y encontrarse siempre con el muro de “No Hay Cura“. Me da la impresión de que ese muro está en la cabeza de todos los que tienen la formación y capacidad para buscar una cura, me da la impresión de que todos se enfocan en mejorar las condiciones de vida de los enfermos, que está bien y lo agradezco, pero no sé si hay alguien en algún laboratorio del mundo investigando con la mente abierta a encontrar una cura. ¿Acaso está demostrado científicamente que es imposible hallar una cura? No creo.

He empezado este blog hace poco y me gusta pensar que algo de lo que escriba pueda ayudar algún día a alguien, pero también me gustaría que este blog me ayudara a mí. La verdad siempre me ha gustado escribir, pero no lo hacía muy seguido, ya con el hecho de sentarme a ordenar pensamientos y escribir me desahogo un poco y me siento mejor, ya escribir esto me ayuda en algo, pero invito a quien me lea a comentar en cualquiera de mis posts… eso le daría más emoción y sentido a esto de escribir a la inmensidad desconocida de internet… gracias por leer…

 

Anuncios

29 comentarios en “Mi Trastorno Bipolar y Yo

  1. Acabo de descubrir hoy tu blog y me parece muy interesante lo que explicas en este sobre tus emociones, lo que has pasado , como lo vives y superas las dificultades de la vida
    Felicidades por el blog

    Me gusta

      1. Me siento identificada con lo que has escrito en este post, me ha gustado leerlo.Creo que lo que comentas sobre la sensibilidad es cierto, de hecho tambien recuerdo momentos de mi infancia muy vivos y emotivos. Es una mezcla de sensibilidad y empatia,quizá excesiva a veces, por la vida y por los que te rodean.Tiene de positivo(o no)que vives las cosas más intensamente que otras personas.
        En mi opinión ahora que llevo mas de 12 años estable es que me voy conociendo más a mi misma, le doy mas valor a la vida, aprendo más de las experiencias, me escucho más e intento evitar dejarme caer en los extremos de las emociones,aunque a veces sea dificil. Pero el miedo a una posible recaida siempre esta ahí, de sentirte unos dias muy contenta, llena de energia, imparable i feliz y preguntarte si es que se esta acercando una tormenta, el miedo es un” buen” freno, pero tampoco me gusta mucho vivir asi.
        En mi opinión,todos tenemos dias, semanas y meses bueníssimos, vitales, mas creativos,con ganas de hacer cosas, y compartir con la familia y amigos y otros no tan buenos, y creo que no por eso debemos etiquetarlos como dias en que algo estraño pasa o alguna reaccion se desencadenará en nuestro cerebro pq estas emociones suceden en todo el mundo, padezcas TB o no. Es bueno que las emociones fluyan y hablemos de ellas pero sin identificarnos demasiado con estas. Como lo ves?
        Saludos y gracias por compartir tu experiencia

        Le gusta a 1 persona

      2. Gracias por tu comentario Joana, es bueno saber de otras personas con las que pueda identificarme….
        Haré lo posible por seguir escribiendo, procurando cierta calidad (no siempre tengo cabeza para eso).
        Me he propuesto, probablemente después de los primeros meses de mi nuevo bebé, a volver al camino del autoconocimiento, quiero mejorarme y sacar el mayor provecho de mi potencial, independientemente del TB.
        Un saludo y gracias de nuevo!

        Me gusta

  2. En mi caso, después del diagnóstico sentía la necesidad de conocer a otra gente que también tuviera TB, pero fue un poco decepcionante en el sentido que aunque era posible establecer puntos en común en las trayectorias vitales a través de los episodios, el modo de vivirlos era muy diferente en cada caso. Descubrí que me sentía como si quisiera congeniar con gente muy diferente a mí sólo por el hecho de compartir un diagnóstico. Como dice Joana, las emociones suceden en todo el mundo, y de hecho,muchas veces hablando con amigos o con mi pareja me doy cuenta que a todos nos afectan las mismas cosas y nuestras preocupaciones son muy parecidas. Qué diferencia a las personas que padecen trastorno bipolar? Supongo que el hecho de, durante un episodio, sentirse desbordado, incapaz de controlar los pensamientos, desbordado, al límite, incapaz de llevar una vida normal. Es la enfermedad de las emociones. Leyendo tus articulos, comparto mucho tu experiencia de que se puede llevar una vida perfectamente normal si se toma la medicación, como quien tiene diabetes. Me alegro de haber encontrado tu blog y de que se pueda hablar de salud mental de manera abierta.

    Me gusta

    1. Hola!!estoy de acuerdo contigo, y tambien creo que lo que es diferente en nuestras vidas es el miedo a las recaidas debidas a posibles cambios en nuestro entorno:cambios laborales, sentimentales, sucesos tristes, muerte de personas queridas, enfermedad,cambios hormonales(embarazo, menopausia)..el miedo a pensar q algo malo puede pasarte debido a sucesos de la vida y dejar de ser amo de ti mismo, descompensarte, caer en depresion o euforia. Personalmente me da miedo,pero por otra parte, debemos intentar vivir el presente y agradecer que te puedes levantar cada mañana de la cama y hacer tu vida, con las ideas claras y con el valor de afrontar cualquier cosa que venga. Y si no es asi, las nubes pasan y un dia o otro vuelve a brillar el sol.
      Es importante conocernos bien a nosotras mismas, y en caso de preveer una posible recaida o cambios sospechosos en nuestros habitos y pensamientos acudir a profesionales q nos ayuden.
      Dentro de la vida estable podemos rendir y llevar a cabo proyectos como cualquier otra persona, pero con más consciencia y más valentía.
      Saludos a todas,

      Me gusta

    2. Yo también me identifico contigo Laia,

      Hace unos años fui a una reunión de una asociación de bipolares y no me sentí muy en mi ambiente.

      Por su puesto que respeto a cualquier persona que tenga trastorno bipolar u otra enfermedad mental, por supuesto que estoy en contra del estigma de la sociedad, pero prefiero sentirme como una persona totalmente funcional que tiene en la medicación una especie de muleta a sentirme como una víctima de la enfermedad y del sistema que la estigmatiza.

      Me gusta

  3. Hola. He encontrado casualmente su perfil de twitter.
    No soy para nada bipolar. Estoy diagnosticado con personalidad esquizoide, que no tiene absolutamente nada que ver. Pero el caso es que yo también tuve la idea hace un tiempo de montar un blog para contar mis experiencias y mi forma de vivir este problema, y tengo que decir que me ha sido de bastante ayuda.
    Siento curiosidad por su problema, porque es casi el extremo opuesto al mío.
    Enhorabuena y me encantará leerle.
    Un saludo

    Me gusta

    1. Justamente me había llegado la notificación de que me seguías en Twitter y estaba viendo tu blog cuando me llegó este comentario… No conocía de tu condición, tal vez había oído el nombre, pero leyéndote es como más o menos voy teniendo una idea de lo que es.
      La verdad tienes razón, yo tampoco me identifico para nada con lo que escribes del trastorno esquizoide, pero me gusta tu blog, me parece que escribes de forma clara y fácil de entender.
      Bueno, encantada en conocerte y ya nos seguiremos leyendo…
      Mi pregunta después de leerte por encima: has sufrido con tu condición? O es algo que no te importa demasiado como para decir que has sufrido?

      Me gusta

      1. Sí, claro que he sufrido. Es un problema importante en bastantes aspectos, sobre todo en cuanto a las relaciones sociales y familiares, que son inevitables. Otra cosa es que precisamente este problema implica una escasa actividad e intensidad emocional, por lo que probablemente mi “sufrimiento” es muy distinto. Y seguro que no tiene nada que ver con lo que he leído sobre el trastorno bipolar o el límite. Encantado de conocerte.

        Me gusta

  4. Sigo encontrando algunas similitudes en nuestros casos, yo también fui la niña buena, tranquila, de buenas calificaciones, la que no le daba problema a mi mamá, nunca he consumido drogas ni alcohol.
    También soy bastante reservada, un poco desconfiada de la gente, me cuesta expresar emociones, he mejorado un poco en eso con los años. Como dices también habría que diferenciar cuales son aspectos de personalidad y cuales del TAB pero somos una mezcla de las dos cosas.
    También me gusta mucho escribir, investigar, soy “obsesionada” con la redacción y la ortografía y me puedo sumergir en un tema por muchas horas, por eso agradezco un comentario que hiciste en alguna publicación sobre que destinas un día para el blog he investigar sobre temas del TAB para no obsesionarte, pensar en eso me ayuda en este momento que tengo mucho tiempo libre a equilibrar las actividades que elijo.

    Me gusta

    1. Bueno, la verdad ahora con 2 hijas, una de ellas muy pequeña, no tengo mucho tiempo para investigar… La verdad me gustaría poder escribir más, pero mi prioridad ahora mismo es mi familia…
      De todas formas me entretiene mucho tener y mantener este blog, es una forma a veces de descargar, a veces de sentir que tal vez podría ayudar a alguien de alguna manera…

      Me gusta

  5. Me siento muy feliz de haber encontrado tu blog, me siento completamente identificada y tb. Siento que el diagnostico de trastorno bipolar ciertamente no me encaja del todo. Tengo 31años y hace un tiempo he sentido muchos deseos de ser madre pero me da mucho miedo porque tomo quetiapina y si la dejo de tomar no duermo nada porlo que no seria beneficioso para mi ni para el bebe, pero no existe hasta el momento info respecto a que sea perjudicial para el bebe, tb. Pienso en que quiero amamantarlo pero no he tenido contacto con alguien especializado en el tema como para que me certifique que no puedo tomar quetiapina y amamantar. Bueno, leer tu blog me dio mucha esperanza y alegria , por saber que hay otra mujer como yo, casi como un espejo para poder avanzar sin ese miedo que coarta. La verdad es que solamente mi entorno familiar sabe que tengo este diagnostico el resto de las personas ni siquiera se han dado cuenta que he tenido recaidas, en mi caso las peores son las depresiones, asi que te entiendo 100% y espero manternos en contacto para asi tener una opinion y guia respecto a lo que estoy pasando.

    Un gran abrazo

    Me gusta

    1. Hola Barbara, gracias por tu comentario!
      Me alegra mucho que te guste mi blog y encuentres en él ayuda.
      Tengo varios artículos sobre mis embarazos que no sé si hayas leído, y tengo uno sobre lactancia que está un poco desactualizado, porque habla de cuando le di pecho a mi segundo bebé, pero no habla de que tuve una recaída probablemente por todas las hormonas que implica el mantenerse dando pecho.
      Amamantar es una experiencia que fue muy buena para mí, pero hoy en día no se lo recomendaría a una mujer con trastorno bipolar por el riesgo de recaída.
      Nuevamente gracias por leer!

      Me gusta

  6. Me da mucha alegría haber encontrado este blog. Me llamo Lucía, tengo 24 años, y la bipolaridad me ha afectado muchísimo a nivel social, ya que no he podido socializar en toda mi adolescencia. Aunque me avergüence, nunca he estado con un chico. Ni he tenido novio. Soy muy tímida y siempre me ha costado interactuar con ellos. Aunque si he tenido relaciones a distancia, la única manera de que yo me soltara y ser yo misma. De hecho, en una de ellas nunca mencioné que soy bipolar, pero me terminaron dejando por otra chica. Eso provocó una recaída depresiva, porque a pesar de que esa persona vivía muy lejos de mi país, yo claramente estaba obsesionada con él. Después de lo sucedido con este chico, no pude pensar en conocer a otra persona. También tengo terror a mi futuro. Nunca he trabajado, abandoné dos carreras y hasta ahora me ha resultado imposible mantener algo en el tiempo sin echarlo a perder. Otra cosa que me preocupa muchísimo es saber que va a pasar conmigo, si voy a poder tener hijos, si van a hereditar la enfermedad, si voy a poder criarlos. Me aterra el hecho de pensar de no poder formar una familia. Y en el presente, cada vez que me doy la oportunidad de conocer a alguien me pregunto si realmente se merece que lo condene a una vida conflictiva estando conmigo por causa de mi enfermedad que voy a acarrear toda mi vida. Tampoco se el momento indicado de hablar de mi enfermedad y ver si la otra persona decide estar conmigo o dar paso a un costado. Porque si tengo que decir algo..es que siempre me sentí una carga para mi familia, especialmente para mi mamá. Y no quisiera tener que elegir a un hombre y arrastrarlo a una vida que no se sabe nada de que puede pasar.

    De hecho, te agradezco porque este blog y tu experiencia compartida como mamá, me hace pensar de que yo también puedo lograrlo y eso me ayuda muchísimo.

    Gracias por compartirlo !

    Me gusta

    1. Gracias por tu mensaje Lucía,

      Me alegra mucho que mi blog pueda inspirarte un poco a buscar vivir una vida plena.

      Veo que debe ser muy difícil por lo que estás pasando, me identifico un poco porque yo también fui siempre muy tímida y me costaba relacionarme.

      A los 26 años comencé a ir a terapia y esto me ayudó mucho a madurar, en ese momento estaba de novia con mi actual esposo y creo que no hubiéramos llegado a ninguna parte si yo no hubiera estado en terapia.

      Te preguntarás el porqué, y es que yo también tenía poca experiencia socializando y con novios, me sentía un poco fuera de lugar con sus amigos. Por mi propia inmadurez, no sabía resolver los conflictos normales que surgen en cualquier relación… Y la terapia me ayudó mucho, contarle mis cosas a alguien y tener una opinión experimentada, fuera de mi propia y limitada experiencia fue de gran ayuda.

      El consejo que te puedo dar, si me lo permites, es buscar esa ayuda psicológica (aparte de la psiquiátrica, que siempre la debes tener). Buscar en esa terapia tu propio crecimiento y maduración, buscar en ti misma lo que quieres hacer con tu vida y con ayuda del profesional ir trazando el camino, tanto profesionalmente como en lo personal.

      Si no quieres ser una carga, busca encargarte y tomar las riendas de tu vida… No es de un día para otro, todavía eres muy joven y tienes tiempo, yo lo he encontrado con la terapia.

      Espero que esto te sea de ayuda, puedes llevar una vida bastante normal si logras ir creciendo y madurando y, por supuesto, si sigues un tratamiento médico que te vaya bien, eso es indispensable.

      Que vaya todo bien!

      Me gusta

  7. A mí me han estafado, dicen que los bipolares tienen algo de genialidad y a mí no se me da ni escribir con una buena gramática, yo vengo de una familia que no cree mucho en la medicina y mucho menos en la siquiatría, fui calmada hasta cierta edad y después llegue a caer en espirales muy obscuras sin embargo no logró identificar el brote maniaco en mi historial de vida, me gusta leerte porque realmente me siento muy sola y confundida, no me identifico con otros casos, tengo una vecina que es bipolar y ella cae en brotes sicoticos muy feos mínimo dos veces al año y para ser honesta me da miedo caer como ella, en estos 4 meses de medicación ya deje una vez de tomarlos y empecé con los pensamientos suicidas de nuevo, gracias por compartir y leer

    Me gusta

    1. Hola Janebipolar y gracias por comentar,
      Lo de la genialidad se siente cuando estás hipomaníaco o maníaco, te sientes genial, pero cuando bajas a la realidad te das cuenta de que todo eran delirios.
      Me alegra que te guste leerme, yo también me siento sola en mi trastorno, porque no se lo cuento a nadie… este blog me ha ayudado encontrando cierta compañía en mis lectores, espero que a ti también te sirva de compañía.
      Yo, al contrario que tú, nunca he tenido crisis depresivas, aunque tengo mis bajones.
      Espero que pronto puedas volver a tu vida normal con ayuda de la medicación y tus seres queridos. Fuerza! Que sí se puede vivir bien q pesar de esto!

      Me gusta

  8. Me sienti muy identificada … con tu caso .. hace unos meses me diagnosticaron transtorno bipolar … las pastillas me ayuda mucho … pero cito tus palabras…. añoro la creatividad que tenia antes siento que me pone limitaciones. Creo air toda mi Vida sufri de este transtorno aunque ahora me siento estable … .. me ayuda mucho leer tu blog gracias

    Me gusta

  9. soy un chico de 39 años que ha sufrido los síntomas/vida que indicas en tu artículo desde la juventud, ahora por fin hace un par de meses atrás me han diagnosticado trastorno bipolar tipo 2 aprendiendo lo que es y conlleva (desgraciadamente para mi muy tarde y con muchas consecuencias negativas creadas), pero el diagnósticolo da sentido a mi comportamiento y hace que pueda estar algo más en paz conmigo mismo! cada bipolar tipo 2 es un poco diferente, un mundo en si mismo, pero lo que relatas hay más personas que se sienten igual y que les ha ayudado leer tus palabras como a mí para no sentirnos tan sólos o diferentes, gracias por compartirlo

    Me gusta

  10. Hola tengo 28 Años y me diagnosticaron tb tipo 1 en 2016 en mi segunda crisis la primera fue en 2014.
    Similar a ti no he tomado drogas, no fumo, no bebo alcohol… No si problemas a mi madre. Llevo un año de casada y poco a poco he venido aceptando esta nueva vida q me ha tocado. Tomando medicamentos, yendo a terapia semanalmente y llevando la vida SIN ESTRÉS… Y es precisamente esto lo q me hace ruido al momento de pensar en tener un bebé. Tengo pendiente leer tus otras entradas sobre este tema porque una de las cosas q pienso es q un embarazo, un nacimiento y la crianza todo eso está lleno de estrés entonces es muy difícil lo veo como un reto muy grande. Es un alivio encontrar tu experiencia plasmada en este blog. He aquí alguien que te va a leer. Gracias.

    Me gusta

    1. Gracias por tu comentario Sakura!
      Yo no me he tenido que alejar del Estrés, es decir, no ha sido un factor tan importante para mí: en general mi vida es tranquila.
      El mayor estrés de embarazos y nacimientos fue tener que enfrentarme a recaídas… y fue realmente un gran estrés!
      No imagino mi vida sin mis hijas, y pienso que un poco de estrés es parte del reto de vivir. No me veo como minusválida por tener trastorno bipolar, y no quiero dejar de tener la vida que quiero por esta razón.
      Hay limitaciones, hay que cuidarse, pero pienso que no hay que dejar de proponerse nuevos retos por miedo… tanto retos profesionales como personales.

      Te has casado hace un año, y pienso que pudiste haber pensado que casarse conllevaba mucho estrés y que no lo harías… al final tú misma sabes hasta dónde puedes llegar, pero no dejes de disfrutar de la vida por el miedo… sin dejar de ser prudente y sentirte a gusto con tus decisiones.

      Espero que te guste el resto del blog! Gracias por leer,
      Mujer Bipolar

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s