De aquí, ¡todo para arriba!


Llevo tiempo sin escribir, y es que no tengo tiempo!
Parece que mi vida va cogiendo rumbo… bueno, mi vida personal ya lo tenía por la familia que he ido formando, pero mi vida profesional es la que estaba un poco estancada, como cuento en el post: profesional y bipolar.

Pues resulta que necesitaba dinero y no estaba segura de poder conseguir trabajo estando alrededor de mis 40 años y con más de 3 años sin trabajar por cuenta ajena. Así que decidí hacer un Master de 6 meses en tecnología, mi carrera es tecnológica y quería reciclarme.

¡El Master me encanta! Es los viernes en la tarde y sábados en la mañana, e iba todo muy bien hasta que se presentó una oportunidad laboral. Apliqué a una oferta de trabajo sin pensar que me contratarían y ¡me contrataron!

Así que ahora estoy con dos hijas pequeñas, un trabajo y un Master… y creo que lo que más he descuidado es a mi marido. En el post: tener una pareja estable hablo un poco de conseguir momentos para compartir con la pareja, pero no es fácil en la situación en la que estoy.

A pesar de lo difícil que está resultando a nivel de toda la energía que tengo que invertir, estoy muy feliz! Creo que ha subido mi autoestima porque me siento bastante orgullosa de lo que estoy haciendo, pienso que es un pequeño sacrificio temporal del cual veré frutos a mediano y largo plazo… y disfruto cada cosa que hago: el trabajo (en el cual se cumple el horario y no me tengo que quedar más tiempo), llegar a casa con mi familia, el Master.

Creo que todo este avance viene a raíz de haber decidido hace unos meses, junto a mi psicólogo, separarme de mi trastorno bipolar. Desde entonces he decidido no verme como una enferma que intenta llevar su vida a pesar de la enfermedad, sino como una persona normal…. tomo una medicación que tiene ciertos efectos molestos, pero básicamente soy una persona normal con sus capacidades particulares, con virtudes y defectos como todo el mundo.

Espero que este post pueda inspirar a otros, afectados directa o indirectamente por el trastorno bipolar, a no limitarse y llevar una vida plena. Atención: siempre cuidándonos, pero al igual que se cuida un diabético o un hipertenso, sin que esto le haga pensar que tiene menos capacidades que otras personas.

Perdonen aquellos que han escrito últimamente y a quienes no he respondido, pero como he dicho, apenas tengo tiempo para mí.

Espero poder seguir aportando con este blog, aunque ya no sea tan seguido.

Anuncios

9 comentarios en “De aquí, ¡todo para arriba!

  1. Me alegra haber leido tu post, Los límites a veces nos los ponemos nosotros mismos, podemos tener una vida estable y elegir que esta enfermedad no nos frene para cumplir nuestros proyectos y motivaciones en la vida ya que la normalidad como tal, en mi opinión, no existe.
    Quizá, decir que queremos vivir como una persona normal es como un sinsentido ya que todos tenemos nuestras pequeñas o grandes batalla y sufrimientos en esta vida, si no es bipolaridad será otra cosa., y hay que aprender a vivir con ellas de la mejor manera posible,

    Felicidades!

    Me gusta

    1. Gracias por tu comentario Joana!
      Estoy de acuerdo contigo, si bien no se puede hablar de ser o no “normal”, que el hecho de ser bipolares no nos frene para cumplir nuestros proyectos!
      Un saludo!

      Me gusta

  2. Hola, felicidades por esta nueva etapa que estas viviendo.
    El año pasado encontré este blog, comenté, estuve aprendiendo bastante de cómo prevenir entrar en una crisis y pude prevenir una.
    Ese conato de crisis se dio nuevamente porque estaba trabajando como voluntaria en un proyecto y tenía gente a mi cargo y poco apoyo del equipo, dejé ese grupo con la sensación de que era otra cosa más que tenía que dejar y me dolió porque me sentí un poco incapaz de emprender nuevos proyectos.
    Este año inicié con muchas metas como aprender un oficio o algo que me permitiera generar un ingreso por mi propia cuenta, tener una vida más saludable y bajar un poco de peso.
    Por fin le hice caso a todos los doctores que me decían que hiciera ejercicio porque me iba a ayudar con la bipolaridad y en otros aspectos y he comenzado poco a poco y además comiendo más saludable he logrado perder unos kilos. A todas las que lean esto se los recomiendo, haciendo pequeños cambios se puede lograr mucho.
    Llevé un curso de un arte manual y me encantó, tenía el plan de aprender otra cosa pero este arte me conquistó y estoy iniciando una pequeña empresa.
    Estoy emocionada, mi carácter ha cambiado, estoy más positiva pero frecuentemente vienen pensamientos de temor de si este proyecto podría llegar a un punto de estresarme que lo tenga que dejar por miedo a una crisis.

    Me gusta

    1. Hola Constanza, gracias por tu comentario!
      Parece que siempre tenemos detrás el fantasma de las posibles crisis, y eso nos frena en muchas cosas.

      Te felicito por tu nueva empresa! Yo diría que tengas siempre presente que tú tienes el control. La empresa es tuya y si ves que crece mucho y te estresa, siempre puedes mantenerla pequeña y controlable. O pedir ayuda a alguien para crecer, o buscar la manera de delegar y que no te estrese tanto, o ir a un psicólogo a quien ir contándole tus preocupaciones e irlas manejando… pero intenta no cortarte por la sombra del trastorno bipolar. Seguramente tienes mucho potencial y hay que aprovecharlo!

      Pero siempre cuidándote, a mi me parece una buena opción lo que te digo de ir a un psicólogo, yo lo estoy haciendo y me está sirviendo mucho en el trabajo.

      Espero que te vaya muy bien en tu emprendimiento!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s